OS AGRADEZCO VUESTRA VISITA Y POSIBLES COMENTARIOS.

SED BIENVENIDOS.

viernes, 11 de enero de 2013

BALANCE


Todo está consumado, es hora del silencio.
Os di la entraña,
lo que tuve más mío y verdadero
en el extraño viaje
que me correspondió:
el frío violeta y el horror de la España
del grito sofocado por los ríos de sangre
que  pudrieron mis ojos infantiles.

Los grumos del dolor inconcebible,
mis tres mejores versos, escritos al futuro
en la sangre más joven, más entera,
coagulada en las rosas fallidas del invierno.
Abrí sin compasión los labios de la herida
para mostrar el cráter de lavas destructoras,
la triste cordillera de cenizas
que invadieron la aorta y ahogaron el amor.

Es hora de callar, todo está dicho.

Elvira Daudet

24 comentarios:

  1. ¡Impresionante!

    Esperemos que aún quede mucho por decir.

    Besos a miles.

    ResponderEliminar
  2. mucha fuerza en sus imágenes Elvira
    y es que cuando llega la hora del silencio
    es porque el temblor no tardará

    abrazos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Desgarrador. Un placer volver a leerte.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  4. Sólo espero que no sea así de contundente. Una poeta como tú, nunca termina de decir las cosas, sobre todo si las dice así, como están dichas en este poema.

    ResponderEliminar
  5. qué barbaridad! duele Elvira, y aún así no dejo de leerlo.

    besicos muchos


    (y nada de callarse..... n a d a)

    ResponderEliminar
  6. Maga:
    Me gustan tantos los poemas que lo dicen todo en el último verso... Vas trazando un camino y "plas", el último verso.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Es un poema redondo, querida Elvira. Ahí va la vida, tan bien expresada como nos tienes acostumbrados. No sabes cuánto me ha emocionado.
    No dejes, mientras puedas y quieras, de escribir.
    Miles de besos para tus versos.

    ResponderEliminar
  8. Querida Elvira,

    Afortunadamente para todos, tú nunca callarás porque no puedes.

    Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Todo estaba dicho, antes de nosotros. Pero hacemos como que no nos enteramos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Querida Elvira, la voz del poeta nunca se silencia. No lo permitiremos (con todo respeto) mientras quede una idea rebotando en el cerebro; o una palabra diluida en una puesta de tu sol mediterráneo; o una sonrisa que regalar al viento...

    Y, como dice Amando García Nuño, si todo está dicho no dejes de recordarnos quienes somos.

    Abrazos grandes

    ResponderEliminar
  11. Todo está dicho desde siempre. La única vida es el amor. Hay que volver a decirlo. Una. Mil veces. Seguirá dicho. Y nuevamente. Siempre hay alguien nuevo que espera. Que nos espera. El milagro puede ser posible. el amor puede ser derrotado, pero sigue siendo amor.

    ResponderEliminar
  12. Nunca es hora de callar, Elvira. No para la poeta que hay en ti, no para la pasión que te habita.

    ResponderEliminar
  13. QUERIDA AMIGA: NO ES CIERTO ESO DE "YA ES HORA DE CALLAR". ESTARÁS HABLNADO SIEMPRE PORQUE TODO LO QUE HAS ESCRITO ESTARÁ HABLANDO POR TI. ASÍ QUE NO NOS ANGUSTIES.¡CARAMBA!. UN BESO.

    ResponderEliminar
  14. Querida Elvira, tu no te calles, tu voz es tan necesaria como el aire. Yo, " tu amigo fantasma" aunque no este siempre, te leo o aquí o a través de tus libros y no puedo dejar de hacerlo.
    Un abrazo enorme con todo mi cariño.
    Leo

    ResponderEliminar
  15. Qué duro, Elvira. Quizá "lo ahogado" tiende al silencio... quizá, como dice Paco, hay que volver a decirlo aunque sea desde ahí.

    Duele este poema.

    Un beso, mujer sabia.

    ResponderEliminar
  16. Respeto tu silencio elegido por ti con la esperanza de que esa hora de callar pase pronto y vuelvas a escribir tus verdades en versos.

    La voz que grita dentro nunca calla.

    Un abrazo enorme, preciosa.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
  17. Mi querida Elvira:

    Es verdad que todo está dicho en tus mejores versos, imposibles de alcanzar por su bellísima hondura, pero no es hora de callar sin dejarnos huérfanos del privilegio y excelencia de la poesía más pura.

    Mi enorme afecto con un grandísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Elvira, espero que solo sea un poema, maravilloso y que no calles. Tus poemas tienen fuerza, son bellos, tienen su misión más allá de la estética. Suscribo las palabras de Nines ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Aunque lo hayas dicho todo, estoy segura de que seguirá habiendo muchas cosas que decir desde el presente. Y las dirás, afortunadamente para todos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Hola, querida amiga: paso a saludarte y a desearte todo lo mejor para este, al parecer, raro y duro año nuevo. (Y a todos los que lean este comentario). Veo que tu poesía, como siempre, sigue siendo grande.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Como dice Paloma acertadamente, este poema duele, pero es un dolor tan humano que, pese a todo, enriquece. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  22. y ese grito por la mudez arranca de cuajo las palabras pero sostiene la garganta con cada esqueleto-verbo y cada puño-rosa.
    Me conmueve leerte y aunque la mayor parte de las veces, me voy sin decir nada, siempre me llevo un verso golpeando los ojos.

    salud

    ResponderEliminar
  23. Es bueno de cojones, my Lady. Reserva barrica roble americano, poderoso en garganta, árido en boca, el mejor de los caldos de esta tu novedosa tercera juventú. ¡¡Viva my Lady!! (...que desde que tiene consciencia de su pulmón herido respira de bien una barbaridad). Besos de estreno. Me enviaré como anónimo que sino la cosa me pide unos datos que desconozco y acabo en el contenedor de la basura sin salir a la Red. By, bella signorina. Te buscaré via meil.

    ResponderEliminar