OS AGRADEZCO VUESTRA VISITA Y POSIBLES COMENTARIOS.

SED BIENVENIDOS.

martes, 15 de marzo de 2011

LEONOR

Niña de luto y de melancolía,
permaneces tercamente a la sombra.
Perdida en un rincón tu tierna imagen,
tranlúcida y sin ser, como la talla
de una virgen adquirida en la feria,
tras la recia figura del poeta,
sin apenas rozar el polvo sutilísimo
con las puntas de rosa de tus dedos.
Flor de nieve fijada a los cristales,
presa tras los barrotes de la lluvia,
te diluyes con la canción del agua.
Mientras bordas praderas soleadas
en tu diminuto bastidor de colegiala,
tus suspiros levantan jazmines en el aire
como frágiles torres perfumadas.
¡Ay!, pobre pajarillo de trinos silenciados
y anónimos gorjeos, elevado
de humilde eco a ser el propio canto.
Él te amo desesperadamente, contra el tiempo
que nunca os fue propicio,
espiando las flores de tu sangre
que la parca bordaba en su atroz lienzo;
asomado a las sombras de tus ojos,
bebiéndose tu muerte, ultimo trago.
¿Cómo no amar tu luz de aurora intacta,
tu perfección geométrica de nieve en la camelia,
tus suspiros de alas azuladas?
Él te amo, Leonor, y tú ¿le amabas?

(Del libro Terrenal y marina)

21 comentarios:

  1. Cada poema que se publica en este blog del libro "Terrenal y marina" me gusta si cabe más que el anterior, o por lo menos me gusta de otra manera, y siempre mucho.

    Un saludo Elvira de Á.

    ResponderEliminar
  2. Una manera tan sutil de describir por medio de las metáforas a esa niña Leonor hace que quien vas desgranando cada verso del poema, sienta cada palabra de tal modo que al fin queda extasiado en la lectura.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Querida Elvira, tu poema tiene la delicia de los altos vuelos líricos, esos que hoy también hace falta.

    "¿Cómo no amar tu luz de aurora intacta,
    tu perfección geométrica de nieve en la camelia,
    tus suspiros de alas azuladas?"

    Todo el poema es una delicia desde esa tristeza incierta que resume el ùltimo verso, pero estos tres son absolutamente maravillosos por la sugestión y belleza que evocan.
    Me has encantado, como siempre, querida amiga.
    Un abrazo fuerte y un beso.
    Leo

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué puedo decir si todo está pensado, intuído, acercado, escrito por esas puntas de rosas de tus dedos! ¿Puede expresarse mejor la espiritualidad? Tu palabra poética me llega cada vez con mayor cercanía y profundidad. Un fuerte abrazo ab imo pectore.

    ResponderEliminar
  5. Se nota la caricia sobre Leonor de tus manos espirituales, la ensalzan, la trascienden, y los que leemos sentimos la emoción y la terrible sensibilidad de quién escribe, como un regalo que nos maravilla y nos admira.
    Toda mi admiración y respeto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Belleza, melancolía, ensoñación y ese toque místico que lo envuelve como un velo de blanca pureza.

    Gracias y abrazos Elvira Daudet

    ResponderEliminar
  7. Pintas con "las puntas de dedos rosa"
    un gran poema, con esa maestría
    que ensalza y engrandece las letras.

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  8. Querida Elvira:
    Casi haces que me sienta la propia Leonor bordando praderas soleadas en un bastidor de colegiala, como ese pajarillo de trinos silenciados y anónimos gorjeos, elevado de humilde eco a ser el propio canto. Para mi, ahí radica la fuerza del poema, la fuerza de Leonor. Ahí y en la inevitable tristeza del hombre que ama a esa mujer que se diluye con la canción de agua.
    Hermoso poema que trasciende los cuerpos a la sombra...
    Un abrazo dulce.

    ResponderEliminar
  9. Creo que Leonor se quedó sin una oportunidad que le dió la vida. Pero, claro, está la pregunta final, si ella le amaba. Me da la sensación que fue su única oportunidad. Es mi lectura.
    Un abrazo Elvira.

    ResponderEliminar
  10. No sé si fue la mujer de A. Machado, la corta edad a la que contrajo matrimonio (apenas quince años) y lo poco que éste duró, la que te inspiró el poema, pero me hiciste pensar en ella y en su temprana muerte.

    Lírico, elegante, delicado, exquisito, con ese halo de tristeza que arranca los suspiros.

    Un besazo, bella dama.

    ResponderEliminar
  11. Que gran blog! encantada de a ver topado con el!
    Yo estoy empezando con uno espero que puedas hacerle una visita y te guste!

    Un saludo, besos.

    ResponderEliminar
  12. Leonor merece tu poema, tan sólo por haber inspirado al gran poeta. Es una preciosidad ese canto a su casi incipiente juventud y pregunto contigo, ¿y tú le amaste? Intuyo que fueron amores muy diferentes...
    Delicioso, querida. Besos llenos de versos.

    ResponderEliminar
  13. Estremecedor poema, por momentos parece desgarrar el alma, es que pones tus versos tan cerca del corazón, que es imposible no sentirlos.
    Suscribo lo dicho por Leonel (más arriba) estos tres versos son sublimes:

    "¿Cómo no amar tu luz de aurora intacta,
    tu perfección geométrica de nieve en la camelia,
    tus suspiros de alas azuladas?"

    ¡ Es que el conjunto suena de una manera increible !

    Como cada vez que llego a este sitio, me voy luego de sentir que he tocado las estrellas y lleno de estentóreas palabras, que permanecen largo rato, resonando en mis oidos.
    Te dejo un afectuosisimo abrazo, querida Elvira, poeta admirada y entrañable amiga.

    ResponderEliminar
  14. Después de disfrutar y envolverme en tu bellísimo poema y tras leer todos los comentarios, casi que me siento insignificante, ¿qué puedo decir ya? quizás nada, sólo un gracias enorme por tu poesía.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  15. Caminar junto a tu poesía es ir soñando verso.
    Maga, claro que estaré en la presentación de Zuñi.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Una hermosura de poema que destila ternura y, como siempre, buen hacer poético.

    Un abrazo fuerte, amiga.

    ResponderEliminar
  17. flor de nieve, canción del agua,suspiros de alas azuladas... fulgor y don de la palabra, caricia y revulsivo, dulzura y fiebre del verso, y la interrogante final, quiebro último que remueve las aguas, con que se cierra, mejor dicho, con que se reabre el poema. Muy bonito, Elvira,

    ResponderEliminar
  18. Exquisito poema , delicado, elegante, espiritual...
    Vengo leyéndote hace tiempo, y siempre me deja tu poesía una profunda huella.

    Un saludo muy cariñoso. Soco

    ResponderEliminar
  19. Es increíble tu forma precisa y elegante de transmitir escenas cotidianas. Esta vez deja el cuadro un sabor de tristeza inconsolable.
    A mí también me recordó a Leonor Izquierdo.
    No sé elegir un verso que me encante. Me encantan todos. Eres una poeta ENORME.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. ¡ Ah! Y muchísimas gracias por visitar mi espacio, Elvira.
    Es todo un honor para mí.
    Besos gigantes.

    ResponderEliminar
  21. Una descripción poética muy precisa, llena de delicadeza y no exenta de melancolía.

    Un abrazo y mi agradecimiento por compartir con nosotros tus hermosos poemas.

    ResponderEliminar