OS AGRADEZCO VUESTRA VISITA Y POSIBLES COMENTARIOS.

SED BIENVENIDOS.

sábado, 18 de diciembre de 2010

LA PALABRA

¿Quién me vende una palabra virgen,
vibrante, cegadora cual una lumbrarada,
para cantar al mar, mi último amante?
La necesito viva, llena de sangre roja.
La palabra precisa,
reluciente, limpia como una estrella,
una palabra nueva
para llevarla hasta el altar del mar,
el único milagro que conozco,
con la veneración que se merece,
como hace el cielo cuando le visita
con la chispa azul del relámpago.

¡Oh, Juan Ramón, Cernuda, Federico
Poesía uno y trino, sustancia consumada,
sublimada materia derribada,
carne abatida a tiros,
mustia y deshilachada en el exilio,
y renacida luego, para siempre,
en el verbo. Sí vosotros, poetas,
que domináis la magia de crear la belleza,
prestadme la palabra nunca dicha.
Una sola palabra escueta y pura,
carne de lunación iluminada,
para acercarme sin vergüenza
al misterio del mar
y su fondo sagrado de arrecifes,
que esconde la simiente de un dios bueno.

27 comentarios:

  1. Buenos días, Elvira: magnífica poesía y excelente blog que acabo de conocer a través del de Mercedes Pinto, y al que desde ya sigo.
    Te dejo yo, humilde bloggero, una palabra virgen, a ver que tal:
    Tamarándula
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Que bello poema!!!!! Mis felicitaciones. Te deseo unas felices fiestas y un proximo año lleno de felicidad. Victoria,

    ResponderEliminar
  3. Gracias por regalarnos tu palabra y tus sentimientos.

    La única palabra que conozco que es más pura, casi virgen, es aquella que se fragua y se pronuncia en silencio.


    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Yo no te puedo dejar ninguna palabra; las mías, de rodillas, se rinden ante todas las tuyas que me guardo en el alma para mi exclusivo uso y abuso.

    Gracias por tu palabra, apasionada y vírgen.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Elvira Daudet, admirada poeta, qué palabras podría decir yo si cuando miro el mar lo hago con la boca abierta y el corazón encogido. Qué podría yo decir que no hayáis dicho ya vosotros,poetas verdaderos. Me gustaría también conocer aquellas palabras que habéis guardado en vuestro corazón, resguardándolas de los insensatos escribidores que pululamos por el blog en busca de la palabra poética que salve nuestro desconcierto. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  6. Magnífico,
    leer este poema me llena de fe en lo que intento cada día sobre el papel en blanco.
    Cariñitos.

    ResponderEliminar
  7. Si tuviera esa palabra te la regalaría, Elvira, nada de vender. ¡Pero cuántas palabras brillan con luz propia en este poema! Sigamos con la búsqueda, ese afán de poetas, esa palabra, esa…

    ResponderEliminar
  8. ¿Puedo venderte dos palabras? ¿Si?
    TE QUIERO

    Ah! el precio, que no están las cosas para regalos. El precio es un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. En busca del Santo Grial, esa palabra que abriría todas las puertas.
    Me ha encantado el último verso, eso del dios bueno ¿hay malos?
    Un abrazo con confeti navideño.

    ResponderEliminar
  10. Pues Elvira, yo de palabras no tengo, me he quedado sin ellas, me ha quedado el silencio atragantado y la emoción de tus palabras inundando mis sentidos. Te aplaudo, te abrazo y te beso
    Leo

    ResponderEliminar
  11. Elvira:

    Esa palabra la tienes tú, todavía no la has usado pero solo tienes que ponerte mirando al mar, con la firme intención de cartarle tu último amante, y ni Juan Ramón, Cernuda o Federico, ni siquiera Miguel o Garcilaso, tendrán la fuerza que hay en ti, para regalarte la palabra que estás buscando.

    Y será virgen porque nunca nadie antes que elvira Daudet, la habrá usado.

    ¿Para qué necesitas de otros poetas si ahora mismo la poesía esta en ti?.

    Un fuerte abrazo y gracias por volvernos a emocionar con tu belleza. Á.

    ResponderEliminar
  12. La palabra es la que nos permite sentirnos. Esa palabra, amiga, tú ya la tienes.

    Un beso y feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  13. Siempre en constante exploración; expuesta, vital, elocuente... siempre magnífica, indómita y activa. Vísceral y certera. Siempre acariciando los sentidos desde el lenguaje hasta la génesis.

    Un beso, Poeta.

    ResponderEliminar
  14. Amiga, toda palabra es nueva cuando un buen sentimiento la resucita. Tal vez tan solo sea aMAR y quedará hechizado tu amante. Bello poema Elvira, como siempre ¡Te deseo unas felices fiestas y un poético 2011! Un abrazo desde Canarias y toda la admiración.

    ResponderEliminar
  15. Quien pudiera dejarte una palabra, ojala pudiera alimentar esa sensibilidad. Me han gustado mucho esos versos. Felicidades de un paisano de la Mancha. Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Me viene a la memoria un poema que habla de la duda. Algo así como que una vez hecha la pregunta, queda desvirgada para siempre la resuesta. Creo que la grandeza de tu poema es precisamente esa palabra virgen que aún no ha sido desvirgada. Esa palabra que antes de encontrarla, nos permite mirar al mar y seguir admirando sus misterios con la mirada inocente del que intuye toda su grandeza.
    Sin duda, un poema que esconde la simiente de un dios bueno.
    Un abrazo mi querida Elvira.

    ResponderEliminar
  17. Yo también la estoy buscando, Elvira, creo que anda muy cerca de aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Tu tienes el don de la palabra
    ese que lleva a las musas
    desde el mar hasta el cielo,
    el que canta a la belleza
    del universo, sin duda donde
    se esconde la simiente de
    un Dios bueno.
    Deseándote mucha felicidad
    recibe un abrazo de paz,
    mi admirada poeta.


    bES

    ResponderEliminar
  19. Si algo bueno me ha ocurrido este año, es conocer a un persona de tu estatura y a una poeta (que me gusta más que "poetisa", ¡vamos!)
    deslumbrante. Este poema que acabo de leer, es de lo mejor que he leido ultimamente, incluyendo a los virtuales y a los históricos.
    Gracias por permitirme la gracia de tu poesía, pero por sobre todo de tu cálida amistad.
    Recibe todo mi cariño y el inclaudicable deseo de que este afecto que ha echado frondosas raices, florezca y dé interminables frutos.

    ResponderEliminar
  20. No hay Dios bueno, si no un ente que dirige la palabra.
    Saludos Elvira.

    ResponderEliminar
  21. Yo estoy buscando como escribir un grito…
    La próxima vez que me acerque al mar diré Elvira, seguro que de cada ola saltaran chispas azules.
    Aprovecho para desearte un feliz 2011, lleno de poesía.

    ResponderEliminar
  22. Yo buscaba un poeta, un poema, un blog y me encontré con tu palabra, hermosísima palabra.
    Me quiero quedar en tu espacio y descubrir el alma que acá escribe.
    Mis respetos.
    Gino

    ResponderEliminar
  23. Elvira, que lindo poema ...
    temos que nós mesmo criar essas novas palavras, ou novos significados, e temos que fazê-lo com as velhas palavras que temos para nos expressar, é um desafio ...
    a-mei su sitio.
    abraços desde el Brasil ...

    ResponderEliminar
  24. Yo, palabras tengo pocas, pero me da mí que tú las tienes todas, tal como escribes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Es un placer, y un honor llegar a tus letras. Humilde poeta yo, te envío mil palabras para ti.
    Gracias.

    ResponderEliminar